La energía podría sobrepasar los 350 €/MWh si hay un corte severo del gas ruso

La energía podría sobrepasar los 350 €/MWh si hay un corte severo del gas ruso

La consultora Tempos Energía califica “las perspectivas gasísticas para Europa, por lo menos en el corto plazo, como sombrías”. Desde julio de 2022 hasta marzo de 2023, los expertos de la energética esperan un mercado spot “pivotando sobre la cota de los 150 €/MWh, pudiendo alcanzar el nivel de los 180 €/MWh, allí donde la demanda y las exportaciones aumenten o el viento empuje con suavidad, dejando para la compensación del gas una partida de 80 €/MWh”.

Ahora bien, a partir de abril 2023, el pool vuelve a correlacionarse con el gas y, ante un corte severo de Rusia, el CEO y director de Tempos Energía, Antonio Aceituno, señala un escenario aún más complejo, ya que el gas “podría alcanzar en nuestros país la cota de los 200 €/Mwh”. Una vez asentados en este valor, “empujado además por el TTF (Title Transfer Facility - punto de comercio virtual de gas natural en los Países Bajos)”, el precio de la energía podría sobrepasar los 350 €/MWh, advierte el experto. De no producirse esta situación, “con precios de gas por debajo de 80 €/MWh, la energía en España se ubicaría entre 100/110 €/MWh, a lo que sumaríamos el ajuste del gas”.

Estas considerables subidas, "tienen su epicentro en el disparo del gas europeo, el cual ha conseguido la mayor ganancia mensual desde septiembre”, manifiesta Tempos.

Rusia ha reducido los envíos a través de la tubería submarina Nord Stream 1 en un 60%, lo cual “ha traído como consecuencia que el mayor consumidor de Alemania, Uniper, haya advertido sobre un impacto en las ganancias, después de recibir solo el 40% de sus volúmenes contratados”, apunta Aceituno.

Por su parte, la planta estadounidense de Gas Natural Licuado (GNL) Freeport planea reanudar operaciones parciales en octubre, un mes más tarde de lo esperado, lo cual “será un golpe clave para Europa, ya que asegurar el suministro para el invierno será mucho más difícil”, augura. A esto se añade el anuncio por parte del Reino Unido de un posible corte de las exportaciones de gas a Bélgica y los Países Bajos, en caso de una emergencia en el suministro.

Y, aunque los posibles nuevos recortes de gas se han suavizado, al reanudarse los flujos a través de TurkStream, gasoducto que atraviesa el mar Negro desde Rusia a Turquía, con una capacidad de casi 40 bcm/año (miles de millones de metros cúbicos al año), para los expertos de la consultora, las perspectivas gasísticas para Europa se muestran “sombrías”, aún contemplando otros posibles escenarios.

Para Tempos, una de las soluciones claves para solventar el tercer trimestre del año “sería reemplazar el gas ruso, que se prevé supere los 140 millones de metros cúbicos diarios por debajo de su promedio de tres años, con GNL”. El problema está en que “aproximadamente el 70% de los cargamentos en el agua se reservan para clientes que tienen contratos a largo plazo, mientras que el 30% restante se vende en el mercado spot mundial”, lo que significa para los expertos, que “aproximadamente 136 millones de toneladas de GNL este año irán al mejor postor”.

En teoría, “hay suficiente GNL en el mercado para cubrir las importaciones de gas de la UE desde Rusia, el equivalente a 118 millones de toneladas”. Sin embargo, “las dos docenas de terminales de importación en Europa tienen capacidad disponible para recibir solo alrededor de la mitad”, apunta Aceituno.

Ante este telón, para los expertos “podría resultar complicado poder pasar el invierno sin tener en cuenta los suministros del país euro-asiático”. Las proyecciones de la propia Comisión Europea muestran que, “si bien las tasas de llenado de almacenamiento de gas actualmente están en camino de alcanzar el 90% para el 1 de noviembre, un corte en los flujos llevaría ese nivel a menos del 75%, lo cual podría llevar a Europa a reducir hasta un 30% su consumo de gas para mediados de febrero”.

Estabilidad en la evolución del precio del brent Para Antonio Aceituno, la clave está en creer que el mercado sigue viajando fundamentalmente por una senda ajustada, en el que la escasez de suministros está ganando la partida a los temores de recesión, es decir, a la pura destrucción de demanda.

En cuanto a los precios del brent, en Tempos se mantienen más optimistas. La ventana de precios del crudo podría oscilar en el próximo trimestre, para la consultora, “entre los 110 $/bbl, sostenido este mínimo por un mercado altamente ajustado con una demanda impulsada por la temporada alta de conducción”, que podría crecer “solo hasta el techo de los 140 $/bbl y debido a altas grandes dosis de volatilidad en el escenario geopolítico, a partir de la cual, la temida destrucción de demanda, probablemente, pesaría sobre los precios”.

El 8 de marzo de 2022 el precio del brent alcanzó un máximo de 133,18 $/bbl, un 91,50% más debido a la invasión de Rusia a Ucrania, volviendo a escalar a los 127,52 $/bbl el 23 de marzo, después de que Estados Unidos y Europa impusieran sanciones a Rusia. Sin embargo, desde el13 de junio, “se deprecia casi 17 $/bbl (un 13,20%)”, según los expertos, y la explicación a esta bajada se explica “quizá por el pesimismo de los mercados, la inquietud debido a los crecientes riesgos de una desaceleración económica mundial, especialmente cuando los bancos centrales parecen decididos a controlar la inflación, aumentando las tasas de interés, con el alto riesgo de frenar el crecimiento económico mundial”, concluyen.

TegnogecaSolar empresa instaladora de placas solares. Especialistas en energía fotovoltaica


Imprimir   Correo electrónico