Barcelona pagará parte de la instalación de placas solares en edificios privados

Barcelona pagará parte de la instalación de placas solares en edificios privados

El Consistorio firmará acuerdos con instaladores de placas solares para que la colocación  en las comunidades de vecinos sea gratuita

El Ayuntamiento de Barcelona ha revelado este miércoles su estrategia de reconversión hacia las energías renovables. El Consistorio facilitará la inversión para instalar placas solares en edificios privados: de hecho, pagará una parte de las placas y las empresas instaladoras otra. A las comunidades de vecinos les saldrá gratis la operación pero, a cambio, deberán llegar a acuerdos con las empresas instaladoras a las que abonarán el consumo eléctrico durante el periodo que determinen. Transcurrido ese plazo, placas solares y explotación de la energía serán de la comunidad.

La teniente de alcalde de la Agenda 2030, Laia Bonet, y el concejal de Emergencia Climática, Eloi Badia, han anunciado que el Consistorio destinará 50 millones de euros a la instalación de placas solares. La esperanza de la administración municipal es, gracias a la aportación pública, captar una inversión privada de hasta 166 millones de euros para proyectos de rehabilitación energética e instalación de placas fotovoltaicas. El Ayuntamiento calcula que gracias a esta estrategia se incrementará un 66% la generación de energías renovables.

Este instrumento financiero —con el que se pretende acelerar la transición energética en la ciudad gracias a la colaboración público-privada— ha sido bautizado como Mecanismo para la Energía Sostenible de Barcelona (MES Barcelona). El MES Barcelona se aprobará en el pleno de diciembre con toda seguridad ya que a los votos de la coalición de gobierno se sumarán los de ERC y JxCAT que ayer dieron su apoyo explícito a la iniciativa. De hecho, la idea surge de una propuesta de los republicanos para los presupuestos de 2020.

La teniente de alcalde Bonet advirtió que el mecanismo Mes Barcelona se utilizará para la rehabilitación e instalacion energética de edificios de alto consumo, como hospitales, centros deportivos, dependencias municipales y azoteas privadas con las que se pretende aumentar la generación de energía renovable hasta los 88GWp (66% más que en la actualidad) y de esta manera reducir la dependencia a las energías combustibles fósiles. Bonet remarcó que tanto en los casos de rehabilitación energética como la instalación de las placas solares a las comunidades de vecinos les saldrá gratis.

A las empresas instaladoras de placas solares privadas la inversión de colocar una placa les resultará beneficiosa ya que parte de los costes los asumirá el Consistorio. Además, los instaladores de las placas solares podrán comercializar los excedentes de producción energética y acordarán con las comunidades el plazo de tiempo que les cobrarán la energía consumida. A partir de ese momento, la comunidad será propietaria de las placas solares y podrá autosuministrarse energía y vender excedentes.

Bonet ha destacado este miércoles que el Mes Barcelona no solo es un instrumento para avanzar en la lucha contra el cambio climático sino, también, una herramienta para estimular la economía de la ciudad con la captación de empresas del sector energético y tecnológico.

Para el Consistorio es muy importante que la operación sea gratuita para los vecinos que decidan dar el paso hacia este tipo de energía verde ya que el equipo de gobierno valora que junto a la pandemia ha ido aparejada una reducción de la actividad económica en toda la ciudad y la destrucción de puestos de trabajo. La coalición de gobierno de BComú y PSC entiende que, en estos momentos, no hay demasiada capacidad de inversión ni por parte de los propietarios particulares ni por parte de las comunidades de vecinos. Pese a ello, el interés del Consistorio es fomentar el autoconsumo y aprovechar la estrategia de financiación para que se instalen puntos de carga para vehículos eléctricos en las comunidades de vecinos.

MES Barcelona busca potenciar la generación y la instalación energética solar, tanto en proyectos que consideren grandes espacios, como cubiertas de naves industriales, logísticas u otros espacios de ciudad, como a agrupaciones de comunidades más pequeñas que sumados puedan hacer el conjunto de la inversión manejable.


Imprimir   Correo electrónico