La nueva instalación de placas solares abastecerá en Catalunya a 49 depuradoras de aguas.

La nueva instalación de placas solares abastecerá en Catalunya a 49 depuradoras de aguas.

La Agència de l’Aigua licitará el próximo año 29 instalaciones de placas solares en la modalidad de autoconsumo. La energía fotovoltaica abastecerá en Catalunya a 49 depuradoras de aguas. Las instalaciones de placas solares empezarán a generalizarse también en las depuradoras de aguas residuales.

El Gobierno catalán está impulsando un plan para abastecer con energía solar fotovoltaica las estaciones depuradoras de aguas residuales. En una primera etapa, un total de 49 depuradoras contarán con estas instalaciones solares, según la planificación programada hasta el 2021 por la Agència Catalana de l’Aigua (ACA). De esta manera (y sumando la aportación de la electricidad generada a partir del biogás procedente de los fangos de depuradora), entre el 17% y el 18% de la electricidad consumida en esto equipamiento sería de origen renovable.

El impulso a las instalaciones fotovoltaicas es consecuencia de la ley catalana de cambio climático (agosto del 2017), que estableció como objetivo disminuir progresivamente las emisiones de gases de efecto invernadero (un 40% en total para el 2030). Y, en este sentido, fijó como meta concreta que el 20% de la electricidad consumida en las estaciones depuradoras fuera de origen renovable en el 2020.

Las inversiones programadas permitirán que el 17% de la electricidad sea de origen renovable.

La otra gran finalidad es reducir los costos energéticos. La Generalitat se gasta cada año 40 millones de euros en la factura eléctrica de estas depuradoras (una demanda de 304 GWh al año): el equivalente al consumo de unos 87.000 hogares.

“Necesitamos alcanzar el máximo nivel de autoconsumo con fuentes renovables propias, y maximizar la eficiencia energética en los procesos de depuración”, señala Carolina Almuzara, responsable de explotación y eficiencia energética del ACA. “La fotovoltaica es una tecnología madura y los gastos de la inversión han bajado muchísimo, y, en segundo lugar, tiene un carácter modular, lo que permite ampliaciones sucesivas”, añade.

El plan de actuación se desplegará en 137 de las 527 estaciones depuradoras en Catalunya (que el grueso de su consumo representa el 93%), lo que permitirá crear un parque de 62 MW de potencia fotovoltaica. Para ello, se aprovechará el espacio disponible en parcelas y cubiertas para la instalacion de placas solares, con la modalidad de autoconsumo y exportando los excedentes a la red. Para el resto de emplazamientos está prevista la instalación de un parque fotovoltaico de 28,5 MW para ser autoconsumidos.

Tras la inauguración de una primera instalación fotovoltaica en el 2019 en Ventalló (Alt Empordà), este año están en ejecución 19 equipamientos más (1,42 MWp); seis de los cuales ya han concluido (Marina Sant Jordi, Sant Carles de la Ràpita, Roquetes, Sant Llorenç Savall y Lleida), y están muy avanzadas las correspondientes a las depuradoras de Sabadell Riu Sec (500 kW) y Sabadell río Ripoll (400 kW), que serán las más grandes.

Además, para el 2021, la Agència de l’Aigua está preparando la licitación de otras 29 instalaciones fotovoltaicas de autoconsumo (2,396 MWpic) para sus sistemas de saneamiento. La inversión prevista en esta licitación (que saldrá en enero) es de 2,856 millones de euros. Las previsiones indican que la inversión se amortiza entre 4 y 7 años. Mientras se va planificando la inversión futura, aún no cerrada.

La producción eléctrica total de las 49 instalaciones fotovoltaicas (8 GWh/año) se añadirá a la electricidad de origen renovable que se obtiene con los digestores anaerobios de las depuradoras (cuyo biogás se utiliza para generar electricidad: 44 GWh/ año). Actualmente, un 14% de la electricidad en las estaciones de depuración de agua se obtiene ya con biogás, por lo que la fotovoltaica incrementará esa producción renovable hasta el 17%-18%. Asimismo, este año se han hecho auditorías en 32 digestores anaerobios de estas depuradoras, para evaluar su funcionamiento, y estudiar un aumento de producción eléctrica y posibles nuevas inversiones.


Imprimir   Correo electrónico