Instalación de paneles solares en tiempos de confinamiento

El alcance y duración que este impacto tenga en España y Europa va a depender, fundamentalmente, de cómo gestionen el frenazo económico las autoridades gubernamentales y monetarias. En este contexto, la instalación de paneles solares son claves para acelerar la recuperación de manera sostenible, crear empleo y avanzar en la transición energética. 

 El impacto económico desatado por la crisis sanitaria lo vamos a sentir todos. Eso parece indudable. Sin embargo, si hay un el sector que puede convertirse en motor de una nueva economía, en consonancia con la urgencia de abordar este gran reto que tenemos ahora y el aún más inquietamente derivado del calentamiento global, es el de las renovables. Lo dicen expertos de todo el mundo.

 El viernes 4 de abril, la Organización Meteorologia Mundial volvía a insistir en que la reducción de la actividad industrial en muchos países del planeta a causa de la pandemia de COVID-19 no exime a la comunidad internacional de proseguir la lucha contra la crisis climática e incentivar la instalación de paneles solares .

Es cierto que la contaminación ha caído estas semanas a mínimos históricos en todo el mundo. En España, en concreto, las emisiones de CO2 cayeron en marzo un 30% respecto al mismo de 2019. El dato lo aportaba a principios de abril la Asociación Nacional Eólica , con información de Red Eléctrica: las emisiones de CO2 asociadas a la electricidad fueron de 0,09 toneladas de CO2 por megavatio hora en marzo pasado, cuando –según recuerda la AEE–  hace sólo cinco años se situaron en 0,17 toneladas de CO2 por megavatio hora; esto es, casi el doble respecto a marzo de 2020. 

La asociación explica que el descenso se debe a dos factores principales: el primero, la fuerte caída de la demanda eléctrica derivada de la crisis del coronavirus; el segundo, el incremento de la generación eléctrica con instalaciónes de placas solares y colaborando tambien la eólica. Los mas de 20.000 aerogeneradores que hay distribuidos por toda la geografía española produjeron en marzo pasado mas de 5.500 gigavatios hora (GWh), lo que supuso una cobertura de la demanda eléctrica del 27,6% en este mes. La aportación de las tecnologías de instalaciones de paneles solares  (fotovoltaica y termosolar) también fue notable. Representó el 6,3% de la electricidad generada en marzo. Las instalaciones de paneles solares en concreto –que suma más de 8.800 MW instalados– produjo el mes pasado 1.029 megavatios hora de electricidad. Un 22% mas que en el mismo mes del año precedente.


Imprimir   Correo electrónico